Conectate con nosotros

Declaraciones

Djokovic: “Aún los 20 Grand Slams de Roger están lejos”

Tras conquistar su 15° majors, el serbio evidencio su felicidad al superar en la tabla histórica de campeones al estadounidense Pete Sampras, quien quedó con 14, y, aunque mencionó que quiere pelear para poder superarlo, reconoció que la distancia con el suizo es considerable y que no sabe cuántas temporadas más jugará.

FOTO: AP

La victoria de este domingo ante el español Rafael Nadal, número dos del ranking de la ATP, en la final del Australian Open, le significó a Novak Djokovic, líder del escalafón, obtener el 15° Grand Slam de su carrera y posicionarse como el tercero más ganador de torneos de esa categoría, sólo superado por el mallorquín, que tiene 17°, y el suizo Roger Federer, quien alcanzó el 20° en Melbourne la temporada pasada. Con su conquista, dejó atrás a quien define como su ídolo, Pete Sampras. El estadounidense había dejado alta la vara en los majors con 14° títulos, un número que en la actualidad queda relegado por las actuaciones del Big-3.

Bajo ese marco, en la conferencia de prensa luego de su consagración, Djokovic, con el trofeo a un lado, recordó que su amor por la raqueta empezó con el triunfo de Sampras en la final de Wimbledon 1993 ante Jim Courier por 7-6(3), 7-6(6), 3-6 y 3-6: “Una de las primeras imágenes que tengo del tenis es la de Pete ganando su primer Wimbledon. No había tradición deportiva en mi familia. Fue una señal de destino. Aspiraba a ser tan bueno como él. Superarlo es realmente asombroso”.

El belgradense, que se convirtió en el primer hombre en ganar tres Grand Slam consecutivos por tercera ocasión, acecha en la tabla a Nadal, pero está a una distancia considerable de Federer. Aunque señaló que esa circunstancia no lo enloquece, reconoció que pretende generar posibilidades de alcanzarlo y superarlo: “No quiero centrarme demasiado en el futuro lejano porque quiero mantener mi estado físico y mental. No sé cuántas temporadas más voy a seguir jugando, pero quiero desafiar el récord de Roger”.

En lo que respecta al duelo con el balear, el serbio aseguró que jugó un partido perfecto, y lo definió como el mejor rendimiento que tuvo en una final de Grand Slam. “14 errores no forzados en dos partidos (cometió nueve frente a Nadal y cinco ante el francés Lucas Pouille en las semifinales) también me sorprenden a mí mismo, incluso porque siempre trato de jugar de esa manera”, remarcó.

La inactividad de seis meses que mantuvo desde julio de 2016 hasta enero de 2017, y la operación del codo y la muñeca del brazo derecho continúan como temas recurrentes a tocar en las atenciones a los medios de Djokovic. “Siempre creí en mí mismo, y ese es, probablemente, el mayor secreto de mi éxito. Tuve que recuperar esa sensación el año pasado porque después de las cirugías no jugué bien. Fue un proceso largo para mi”, manifestó.

Como le ocurre a la mayoría de los jugadores que se desempeñan en la elite de cualquier deporte, el tenis se convierte en más que un trabajo. Ese contexto es el que destacó el balcánico, y explicó que el tiempo que pasa dentro de las pistas le permite descubrir más sobre él mismo: “Este es un viaje de aprendizaje, una escuela de la vida”.

Para finalizar, Djokovic declaró que comenzará a preparar el estilo de juego de deberá implementar en la gira sobre polvo de ladrillo para intentar ser el campeón de los cuatro Grand Slams en simultáneio, y bromeó con la necesidad de integrar a una figura especial en su equipo de trabajo: “Necesito tener a Rod Laver (dos veces ganador de los cuatro grandes en una misma temporada, 1962 y 1969) en mi equipo”.

Seguinos

porsiteloperdiste

2012-2020 Todo Sobre Tenis - Todos los derechos reservados.