Conectate con nosotros

Sin categoría

Una mancha negra en la vida de Monica Seles

Hamburgo, Alemania. Cuartos de final. De un lado, Mónica Seles, flamante número uno del mundo y rival a vencer a sus jóvenes 19 años. Del otro lado, Magdalena Maleeva. Revés a la red de la serbia y al banquillo. El partido, 6-4 4-3 y saque para la búlgara. A los segundos, el grito de Seles. Tumulto en la gente. La tenista se desvanece en el court. Invasión de personas. El partido se suspende. ¿Qué sucedió?

seles 1 (1)

Foto: Taringa

En uno de los hechos más repudiables en la historia del tenis mundial, una persona se metió en la cancha y acuchilló a Seles. El agresor fue Günther Parche, alemán y fanático de Steffi Graff, que rápidamente fue controlado por la seguridad y algunos espectadores. El impacto no afectó la columna vertebral ni ningún órgano vital de la serbia, que rápidamente fue llevada a un hospital luego de caer en el court y ser asistida por familiares, ante el estupor de casi 7000 personas.

“No sabía lo que pasaba. De repente me costó respirar y sentí un dolor horrible en la espalda” comentó en su biografía. En un primer momento, se especulaba que estaría fuera un par de meses. Pero el factor mental tenía otros planes.  “Es curioso el tremendo efecto que puede tener en la vida una mínima pequeñez” reflexionó luego. Volvería dos años después, con el mismo nombre pero no era ella. Su tenis nunca volvió a ser igual: hasta allí había ganado 8 Grand Slam, pero luego de la agresión sólo ganó uno (jugó hasta 2008).

“Me apuñalaron en la cancha de tenis, delante de miles de personas. Eso cambió mi carrera de forma irreversible y me dañó el alma. Una fracción de segundo me convirtió en otro ser humano” indicó Seles en su biografía. ¿Qué sucedió con Parche? Declaró que nunca quiso matarla sino sacarla debido a su obsesión con Graff. Fue diagnosticado con incapacidad psíquica y quedó en libertad condicional. ¿Qué pasó con el certamen? “Quedé consternada. El torneo seguía como si no hubiera ocurrido nada. Fue una lección dura sobre el negocio del tenis. En realidad, sólo se trata de dinero” comentó la luego nacionalizada estadounidense.

Con el consentimiento de la WTA y de las jugadoras Hamburgo prosiguió. Una semana después, las mejores 25 decidían no congelarle el ránking a Seles. En realidad, 24, porque Gabriela Sabattini se abstuvo. “Fue la única jugadora que me apoyó después del ataque, por eso le tengo mucho respeto y la aprecio. Ella pensó como persona, no con en el ranking, no pensó en los sponsors ni en el negocio. Ella es una persona diferente al resto de las jugadoras que estaban en el tour. Es muy humana, tiene valores” declaró recientemente en el marco de la exhibición que harán juntas.

¿Qué lugar le hubiera deparado la Historia, si no fuera por ese cuchillo, a Mónica Seles?

Acá el momento que el espectador la acuchillo:

 

Seguinos

porsiteloperdiste

2012-2020 Todo Sobre Tenis - Todos los derechos reservados.