Conectate con nosotros

Sin categoría

Stefanos Tsitsipas, la nueva joya que comienza a brillar en el circuito

El griego a sus 20 años recien cumplidos se convirtió en el jugador más joven en derrotar a cuatro top ten en un mismo torneo y en Todo Sobre Tenis te contamos su historia.

 

El oriundo de Vouliagmeni de apenas 20 años llegó a ser número uno del mundo en Juniors, pero no siempre es medida de ser una estrella, el hecho de comenzar su buen andar como juvenil. Otros jugadores de su misma categoría como Borna Coric, Alexander Zverev o Denis Shapovalov hicieron más ruido en poco tiempo, pero él en silencio de a poco va creciendo y desarrollándose como una potencial estrella.

De familia vinculada siempre al tenis, Stefanos nació con una raqueta bajo el brazo. Su madre Julia Apostoli, rusa pero que jugaba para Grecia, fue una gran Junior siendo número uno de su categoría pero en mayores rondó los puestos 200 del mundo. Su padre la conoció en un torneo WTA en Atenas donde él también estaba vinculado pero como juez de línea.

Con sus familiares más cercanos muy asociados al deporte blanco, influyeron directamente para que Stefanos a muy corta edad comience a empuñar una raqueta. Apenas con tres años el niño griego tuvo sus primeras sensaciones golpeando una pelota de tenis. Él mismo reconoció tener memoria de lo sucedido siendo un infante. “Mi primer recuerdo es tener tres y golpear las pelotas con mi padre en el espacio entre las lecciones. Recuerdo haber visto juegos en la televisión, cuando era bebé, no puedo decirte quién estaba jugando, pero recuerdo haberlo visto”.

Fue así como el pequeño griego comenzó a disfrutar de este deporte pero a su vez practicaba otros como el fútbol o la natación. Fue recién a los 9 años tal y como lo cuenta su padre Apostol que tomó una decisión. “se despertó en mitad de la noche después de un torneo en Francia a los nueve años y me dijo: Papá, tengo que decirte algo: quiero ser jugador de tenis, me gusta la competencia, me gusta el desafío “.

Apostol, quien hasta el día de hoy es su entrenador lo comenzó a guíar a los seis años en épocas en las que su hijo competía por torneos locales en Grecia y parte de Europa de su categoría por edad. Fue  en 2013 con apenas  14 años al tener tan buenos resultados en categorías más asociadas a su etapa, Tsitsipas comenzó a competir en torneos Juniors para jugadores sub 18. Su primer torneo Grado A fue el Abierto Juvenil Méxicano en noviembre de 2014 donde ni más ni menos llegó a la final. Un mes después también a los 15 años alcanzó la final del Orange Bowl, el certamen más importante para juveniles del mundo.

Pero no solo por tenis está muy vinculado a su padre, sino que también fue él quien le salvó la vida a los 16 años y Stefanos lo recordó en una entrevista con Mundo Deportivo hace algunos meses. “Todo pasó muy rápido. Nos tiramos al agua con un amigo y, al salir a la superficie, vimos que estábamos ya a 50 metros de la playa. Nadábamos hacia allí, pero no nos movíamos, no podíamos respirar porque las olas nos cubrían todo el rato, una detrás de otra. Sentí que me ahogaba, que me moría en pocos segundos. Tuve esa sensación de morir. Mi padre estaba con nosotros y se lanzó al agua para salvarnos. Tiró de mí intentando acercarme a la playa y, después de minutos luchando, encontramos una roca en el agua. Allí salvamos la vida.”

Luego de ese suceso, a los 17 años hizo su debut en torneos de Grand Slam para jugadores menores a 18 años, donde como mejor resultado alcanzó los cuartos de final del Abierto de Australia. Pero 2016 fue un año clave para su evolución fue campeón de Wimbledon en dobles junto con el estonio Kenneth Reisma siendo el primer jugador griego en la Era Abierta en ganar un Grand Slam como Junior, además en ocho torneos disputados( todos de grado A) alcanzó al menos cuartos de final en todos, ganando el Trofeo Bonfiglio, además de llegar a las semifinales en individuales de Wimbledon y del US Open lo cual lo catapultaron como número dos del mundo como juvenil detrás de Miomir Kecmanovic.

Carrera como Profesional

En cuanto al profesionalismo, jugando torneos para mayores, comenzó en 2013  cuando disputó algunos Futures en Grecia. Un par de años después ganaría su primer torneo. Fue el 22 de Noviembre de 2015 una fecha para no olvidar cuando en Chipre tras derrotar al belga Alexander Follie en tres sets consiguió su primer gran logro como jugador profesional.

En la temporada 2017 se consagró en Génova. Los  resultados comenzaron a fluír y en poco tiempo se instauró en el circuito ATP, su debút fue en Rotterdam perdiendo con Jo Wilfired Tsonga. Sin embargo no pudo ganar partidos ATP hasta en Octubre cuando derrotó en Shanghai a Karen Khachanov. La semana siguiente se anotaría un triunfo histórico en Amberes derrotando a un top ten como David Goffin.

Sus logros lo catapultaron a cerrar el año como el primer jugador griego en la era abierta en terminar entre los 100 mejores del mundo. A muy corta edad Tsitsipas ya se anotaba en la historia del deporte en su país para seguir soñando en grande. Al lograrlo expresó su felicidad: “El tenis no es muy popular en Grecia. Soy el primer top-100 de mi país y es un orgullo”.

Tsitsipas nunca se olvida de su tierra, en julio en el marco de Wimbledon expresó su solidaridad con las víctimas en los incendios de su territorio natal. “Están siendo días muy duros, esto es muy difícil para todo el país.. Tengo un amigo con quien solía jugar a tenis que está en un hospital, ha perdido su casa y se encuentra en una situación límite”, comentó el griego en declaraciones recogidas por la ATP. Además apenas en tres días logró recaudar más de 3.000 dólares. “Quiero ayudar a la gente, la sociedad griega nos necesita a todos”, afirmó.

Este año ya ha disputado asiduamente el tour, comenzando firme en Doha llegando a los cuartos de final donde sería derrotado por Dominic Thiem. En abril alcanzó su primera final en el ATP 500 de Barcelona torneo en el cual venció a cuatro cabezas de serie, hasta ser detenido en la final por Rafael Nadal. Tras ese encuentro declaró: “Realmente fue una gran lección, una lección muy buena, pero he aprendido y espero hacerlo mejor la próxima vez contra él. Yo esperaba hacerlo mejor, pero él jugó un tenis increíble y no me dio opción”.

Hoy Tsitsipas volvió a perder una final con el número uno del mundo, esta vez en Toronto, pero se anotó cuatro triunfazos frente a jugadores entre los 10 mejores, frente a Dominic Thiem (8), Novak Djokovic (10), Alexander Zverev (3) y Kevin Anderson.

Cuando habla de objetivos no se pone presión ni piensa muy a futuro sino que se pone metas cortas, hace unos meses declaró cual era su objetivo a fin de año. “Acabar top-50, ganar un título ATP y alcanzar los octavos en algún Grand Slam.” Poco tiempo después no solo se establece muy firme dentro de ese lote, sino que alcanzó los octavos de final en Wimbledon.

A la hora de dialogar sobre sus metas a largo plazo piensa en el número uno pero no como exclusividad, así lo afirmo en el pasado. ” De momento me veo lejos, pero al mismo tiempo pienso que puedo conseguirlo. El nº 1 es una limitación, no es mi único objetivo. Puedes lograr más cosas que ser el nº 1: hacer historia en el tenis e inspirar a la gente y a los niños a jugar. Eso es mucho más que ganar títulos del Grand Slam o el Masters.”

Una carrera que le ha dado rédito a corto plazo y que sin duda buscará seguir desarrollando para por qué no meterse entre los 10 mejores y seguir escribiendo historia de la buena para su nación. En el futuro se avecina Cincinnatti y el Abierto de los Estados Unidos donde no buscará la sorpresa, porque ya es una realidad, pero sí querrá seguir desplegando su tenis a toda orquesta para seguir soñando en grande.

Seguinos

porsiteloperdiste

2012-2020 Todo Sobre Tenis - Todos los derechos reservados.