Conectate con nosotros

Wimbledon

Djokovic derrota a Federer y logra defender el título

Foto: Wimbledon

En un partido para el infarto, Novak Djokovic superó a Roger Federer y se coronó en La Catedral por quinta vez, en lo que fue el Grand Slam número 16 en su carrera. Fue una final que tuvo todos los condimentos: la más larga de la historia del torneo, los match points salvados por el serbio y, por último, el estreno del tiebreak en el 12-12 del quinto set.

Tan sólo una chance de quiebre hubo en el primer set, a favor de Federer, lo que demuestra la paridad entre ambos y lo sólidos que estaban con sus servicios. En el tiebreak, cada punto vale mucho más, y suele definirse por detalles. Allí, Djokovic levantó un miniquiebre y se terminó adelantando en el marcador tras un 7-6 (5) que se extendió por una hora. El serbio no pudo aprovechar el envión que le pudo haber significado ganar aquel parcial, y Federer seguía metido. Ya de entrada, rompió el saque de su rival no en una, si no en dos ocasiones, para ponerse 4-0. Tan sólo 26 minutos le bastaron al de Basilea para igualar el marcador, y demostrarle a todos que estaba más vivo que nunca. 6-7 (5) 6-1, y esto seguía.

Como si fuese un calco del inicio, “Nole” y “Roger” no se sacaban ventajas en el tercer parcial. Djokovic, en el décimo juego, debió levantar un set point, y el rumbo del encuentro comenzaba a definirse, otra vez, en un tiebreak. El número uno del mundo se volvía invencible en los momentos importantes, y se adelantaba dos sets a uno. El marcador: 7-6 (5) 1-6 7-6 (4). Al serbio se lo notaba más tenso, comenzaba a dejar pelotas cortas, y Federer no lo perdonaba. Dos quiebres consecutivos lo ponían 5-2, aunque luego el parcial lo cerraría por 6-4. La final de Wimbledon no terminaba aún, se definía en el quinto.

La tensión en el All England Club era muy notoria, y los jugadores no eran ajenos. El primer gran golpe lo dio Djokovic para ponerse 4-2, aunque inmediatamente Federer se recuperaría y la paridad continuaría, al menos, unos games más. Con un passing cruzado, el suizo quebraba, se ponía 8-7 y sacaba para campeonato. 40-15, el trofeo estaba cada vez más cerca, pero enfrente estaba Nole, que en los puntos importantes se transforma. No sólo levantó esos dos match points, sino que rompió el servicio del suizo en el mejor momento posible. Wimbledon implementó, este año, el tiebreak en caso de un 12-12 en el quinto set. ¿Cuál era el marcador? 12-12, el campeón del tercer Grand Slam de la temporada se definía en una muerte súbita.

Djokovic, el que en los puntos importantes se transforma, el que se quedó con los dos tiebreaks del primer y tercer set, comenzaba a inclinar la balanza a su favor tras conseguir un miniquiebre. A partir de allí, sólo fue cuestión de sostener en sus turnos de servicio. En el primer match point, no falló. O mejor dicho, el que falló fue Federer: una pelota enganchada que el serbio, por respeto, casi no festejó. Tras cinco horas y dos minutos, Novak Djokovic se consagraba en La Catedral. ¿El resultado final? 7-6 (5) 1-6 7-6 (4) 4-6 13-12 (3). Quinto título en Wimbledon para “Nole”, tras los conseguidos en 2011, 2014, 2015 y 2018, además de la décimosexta corona en torneos de Grand Slam. Sólo Federer, con 20, y Nadal, con 18, lo superan en cantidad de Majors. Por lo pronto Djokovic ya logró Australia y Wimbledon esta temporada, y en poco más de un mes irá en busca del US Open.

Seguinos

porsiteloperdiste

2012-2020 Todo Sobre Tenis - Todos los derechos reservados.