Conectate con nosotros

Sidney

De Miñaur, profeta en su tierra

El joven australiano de 19 años consiguió el primer titulo ATP de su carrera

FOTO: AP

Bajo el ala de una leyenda como es la figura de su compatriota, y actual segundo entrenador, Lleyton Hewitt, Álex de Miñaur colocó las cimientos de un futuro que parece muy prometedor. El joven de 19 años se coronó campeón del ATP 250 de Sídney, Australia, al doblegar por 7-5 y 7-6(5) al italiano Andreas Seppi (N°35), y estrenó su vidriera hogareña, sumando y colocando el primer galardón de su naciente carrera.

Como si se tratase de la secuela de una película, en la que cuyo director intentará aprender de los errores de la primera para desarrollar una mejor versión, Hewitt, al igual que la Federación Australiana de Tenis (Tennis Australia), apadrina a De Miñaur desde julio de 2016, cuando el adolescente alcanzó la final junior de Wimbledon, en la que cayó ante el canadiense Denis Shapovalov. A partir de ese instante, el español Adolfo Gutiérrez, jefe del grupo de trabajo del australiano, rumbea el camino de su discípulo junto a los consejos del ex número uno.

El proceso recién empieza y es largo, pero los resultados comenzaron a llegar. Tras superar al serbio Dušan Lajović, al estadounidense Reilly Opelka, a su compatriota Jordan Thompson y al francés Gilles Simon, De Miñau se situó en la segunda final ATP de su trayectoria, ambas, hasta el momento, tuvieron al certamen de Sídney como escenario. Después de haber caído en el 2018 ante el ruso Daniil Medvédev, la actual temporada le trajo revancha.

Si bien el encuentro comenzó cuesta arriba, debido a que perdió el primer juego de saque y así permitió que el italiano se colocase en ventaja, la raqueta supo revertir la situación. En el sexto game, concretó la quinta oportunidad de quiebre que tuvo e igualó las acciones en 3 a 3. Desde ese momento, el duelo se equiparó aún más y por pocos minutos no volvieron a presentarse break points. Cuando Seppi sacaba 5 a 6 para llevar el desenlace al desempate, el aussie mostró su mejor versión y, luego de desperdiciar dos set points, se quedo con un tercero para sellar el 7 a 5 en uno hora y cinco minutos.

El parcial siguiente tuvo un despliegue similar, pero con diferente conclusión. Una vez más, De Miñaur cedió primero su servicio, en el séptimo game, pero lo recuperó de inmediato para establecer el 4 a 4. La monotonía se apoderó del partido y, sin oportunidades de ruptura para ninguno, la resolución llegó al tiebreak. En el desempate, el local generó un único punto para campeonato, que tomó para sentenciar el 7 a 5 y, en efecto, el 7 a 6 en una hora y un minuto.

Con su coronación, no solo estrenó su palmarés, sino que el australiano, también, trepó al mejor ranking de su corta carrera. Haber defendido los 150 puntos del subcampeonato de la edición anterior y gracias a sumar otros 100 por la conquista del título, le significó colocarse como la 28° raqueta en el mundo. Así, llega en forma para debutar en el Abierto de Australia ante el portugués Pedro Sousa. Por su parte, Seppi perdió por sexta ocasión una final ATP, y comenzará el Australian Open en el puesto 35° y ante el estadounidense Steve Johnson.

Seguinos

porsiteloperdiste

2012-2020 Todo Sobre Tenis - Todos los derechos reservados.