Conectate con nosotros

Roland Garros

Vilas, a 42 años de tocar el cielo con las manos

El argentino conquistó Roland Garros en 1972, su primer título de Grand Slam

Foto: Internet

Pasa el tiempo, surgen nuevas figuras y el nombre de Guillermo Vilas continúa vigente como uno de los máximos referentes del tenis. Su carrera marcó un antes y un después en la Argentina. Él fue quien dio popularidad al tenis en el país.

El camino a conquistar su primer torneo grande tuvo sus tropezones. En 1975, dos años antes de su gran proeza, Vilas se quedó a las puertas del título en Roland Garros al caer en la final por 2-6 3-6 4-6 ante el sueco Björn Borg. En 1977, perdió en la final del Australian Open ante Roscoe Tanner por 6-2 6-7 2-6 6-7. Dos semanas antes de disputarse el certamen en la capital francesa, el argentino cayó en un torneo sobre polvo de ladrillo disputado en Roma. Las esperanzas parecieron derrumbarse. Poco tiempo después demostró que solo fue un traspié y se alzó con la gloria.

El camino a levantar el trofeo no fue fácil. En primera instancia tuvo que derrotar a Zeljko Franulovic, su verdugo en Roma poco tiempo atrás, por 6-1 6-2 6-4. En el siguiente partido venció a Belux Prajoux por 2-6 6-3 6-3 6-0. El chileno fue el único rival que le pudo arrebatar un set al marplatense. En tercera ronda, sin demasiados problemas, superó a Bernard Mitton por 6-1 6-4 6-2. En octavos y cuartos siguió con su gran nivel y también despachó a sus rivales. Primero, a Stan Smith por 6-1 6-2 y 6-1, mientras que en cuartos al polaco Wotjek Fibak por 6-4 6-0 6-4. En el último encuentro previo a la final, Vilas derrotó al mexicano Raúl Ramírez por 6-2 6-0 6-3.

Ya en la ansiada final, Vilas no le dio opciones a su rival, Brian Gottfried, y lo venció por 6-0 6-3 6-0 en poco menos de dos horas de juego. Su único Roland Garros y su primer torneo grande de los cuatro que terminó conquistando en el resto de su carrera ya estaba en sus manos. Con tan solo 24 años Vilas se convirtió en el primer argentino y sudamericano en ganar un Grand Slam.

El 1977 fue el mejor año de Vilas en su carrera. Además de vencer en París, meses después logró conquistar el US Open en la final ante Jimmy Connors. En ese año, Vilas marcó registros que quedaron en la historia. Logró un récord de 136 victorias, el mejor hasta la actualidad. Obtuvo 16 títulos, siendo todavía la máxima cantidad de trofeos que un jugador pudo conquistar en una sola temporada. Enlazó 53 victorias consecutivas sobre polvo de ladrillo, un hito solamente superado por Rafael Nadal. Además, contando todas las superficies, consiguió 46 victorias seguidas, siendo el único tenista en lograrlo. Cerca de igualarlo estuvieron Ivan Lendl con 44 (1981-1982), Björg Borg (1978) y Novak Djokovic (2010-2011), ambos con 43.

Hace click para comentar

Enviar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

2012-2019 Todo Sobre Tenis - Todos los derechos reservados.