Conectate con nosotros

ATP Finals

Tsitsipas inclina a Thiem y se convierte en ‘maestro’ en su debut

El griego se impuso en una final muy igualada en la que demostró que ya está preparado para ganar grandes títulos.

Foto: Will Oliver (EFE)

Stefanos Tsitsipas se convirtió en ganador del ATP Finals en el año de su debut tras inclinar a Dominic Thiem por 6-7 (6), 6-3 y 7-6(4) en 2 horas y 35 minutos de tenis del más alto nivel disputado en el O2 Arena. El griego es el tercer tenista, curiosamente también con revés a una mano, que consigue coronarse en el año de su estreno en la Copa de Maestros, tras Alex Corretja (1998) y Grigor Dimitrov (2017).

El duelo de aspirantes comenzó con un tanteo inicial, donde ambos empezaron a explorar las debilidades del rival. Fue Thiem el primero que tuvo que afrontar la primera situación de peligro con su saque, resuelta brillantemente. Ambos luchaban por adueñarse del centro de la pista golpeando la pelota con el alma, buscando desbordar al rival. Las bolas de break en contra demostraron el carácter de ambos jugadores, que lejos de esperar el error del contrario, se abalanzaron a por el punto a cerrarlo en la red.

La final seguía igualada, a la espera de un break que decantara irremediablemente su destino hacia un lado o hacia el otro. El desempate decidió el dueño del primer parcial. Thiem se adelantó pronto con un mini break y aprovechó su mayor experiencia para imponerse y poner una mano sobre la copa.

En lugar de darse por vencido, el griego demostró por qué es el jugador de la NextGen que más capacidad ha demostrado por el momento. Arrancó con todo el segundo parcial, colocándose con 4-0 con un tenis agresivo que consiguió desbordar a Thiem, que casi no tuvo tiempo para celebrar la primera manga. Al austríaco parecía que le habían abandonado las energías tras una intensa semana. El griego, sin un atisbo de duda en su mirada, se adjudicó el segundo set. Sólido, cubriendo pista y forzando el error del austriaco, Stefanos demostró que no es solo un jugador de ataque y que sabe resistir y aguantar desde el fondo.

La tercera manga arrancaba con ambos aspirantes sin margen de error. El partido pendía de un hilo. Daba la sensación de que cualquier break o contratiempo podría decidir el título. Lo consiguió Tsitsipas al principio, pero el número 5 del mundo puso las cosas en su lugar de nuevo. Tras una semana de partidos entre los mejores del mundo, el tie-break decidiría quién sería el campeón. Siete puntos para la gloria.

A diferencia de en la primera manga, fue Tsitsipas quién se procuró la primera gran ventaja con 4-1 inicial. El colchón parecía suficiente, pero Thiem volvió a demostrar su valentía para empatar el electrónico. Sin embargo, el jugador de 21 años hizo gala de su capacidad para amarrar los puntos importantes cuando más los necesito. Tal y como hizo durante toda la semana. Aguantó y se mostró sólido, forzando el error del finalista de Roland Garros. Un resto de derecha al pasillo confirmó el nacimiento de una nueva estrella. Tsitsipas se coronó campeón en el O2 Arena a sus 21 años. A diferencia de los últimos ganadores, el griego tratará de demostrar en la próxima temporada que es capaz de pelear con regularidad por los grandes títulos.

Seguinos

porsiteloperdiste

2012-2020 Todo Sobre Tenis - Todos los derechos reservados.