Conectate con nosotros

Curiosidades

Pobres leyendas

El tenis no siempre recompensó económicamente a ídolos de tiempos pasados tan bien como lo hace en estos momentos

Foto: Internt

Todos tuvieron características en su juego y personalidad que los llevaron a obtener ese sobrenombre de leyendas, pero el tenis no recompensó económicamente a estos ídolos de tiempos pasados tan bien como lo hace en estos momentos con tenistas de bajo ranking y con las leyendas actuales.

El tenis ha dejado una gran cantidad de leyendas a lo largo de la historia, desde cuando se consideraba amateur con exponentes como William Renshaw (7 veces campeón de Wimbledon), pasando a la Era Abierta en 1968 con el espectacular Rod Laver, Guillermo Vilas, John Borg y tantos otros hasta disfrutar hoy de leyendas como Roger Federer, Rafael Nadal o Novak Djokovic.

Rod Laver, por ejemplo, único campeón de los cuatro torneos de grand slam en un mismo año calendario e inspiración para muchos tenistas ganó durante toda su carrera la modesta suma de US 1”565.413 o Guillermo Vilas, campeón de 62 títulos ATP y mejor tenista latinoamericano de la historia ganó apenas US 4”923.882 en su ilustre carrera.

Estas cifras para personas del común son una fortuna, pero son imposibles de comparar con las que ganó Pete Sampras, mejor tenista de la década de los noventa y campeón de 14 torneos de grand slam con US 43”280.489 o Novak Djokovic, quién posee el record de mayores ganancias en la historia con US 109”805.403.

Los tiempos han cambiado y el tenis no ha sido ajeno a ello: la evolución en el juego, jugadores más preparados, patrocinios y marketing por donde se mire, entre otros factores, han logrado elevar este maravilloso deporte aun nivel superior en todo sentido para premiar de forma magistral a sus mejores exponentes.

 

Advertisement