Conectate con nosotros

Grand Slams

Nadal se impone ante Federer y jugará otra final de Roland Garros

En una semifinal marcada por el fuerte viento y los errores, el español supo adaptarse mejor e imponer su juego para volver a luchar por el título.

Foto: FFT/Corinne Dubreuil

Rafael Nadal se clasificó para su duodécima final de Roland Garros tras vencer a Roger Federer por 6-3, 6-4 y 6-2 en 2 horas y 25 minutos de partida. De esta forma, el español se impuso al suizo por sexta vez en París en un partido marcado por las fuertes rachas de viento y con mayor igualdad que la que expone el marcador.

De los 39 partidos que han disputado, pocos han estado tan marcados por las condiciones meteorológicas. La amenaza de lluvia sobrevolaba el cielo de la Philippe Chatrier, azotada por el fuerte viento que se hizo notar desde el primer minuto en el que los jugadores saltaron a pista. La falta de techo retráctil, algo que afortunadamente se subsanará en 2020, permitió que uno de los partidos más importantes y espectaculares fuera opacado por las condiciones meteorológicas, algo que debería ser inadmisible en un Grand Slam hoy en día.

Desde los primeros juegos, ambos tenistas luchaban por intentar mantener la pelota en juego. Federer dispuso de la primera bola de rotura al resto en el primer juego, pero ya desde ese momento el once veces campeón advirtió al suizo de lo que acabaría haciendo durante todo el partido: mostrarse implacable en los puntos importantes. Si para el suizo ya iba a ser difícil imponer su juego agresivo y sus subidas a la red, las condiciones de viento dificultaban las opciones de conectar buenos golpes y subidas.

El español consiguió el primer break para ponerse con 3-1 de ventaja. Las bolas cortadas y la agresividad del campeón del 2009 le llevaron a devolver el break e igualar el marcador. Sin embargo, el rey de la tierra batida, que en este partido adelantó sensiblemente la posición al resto para incomodar al de Basilea, se mostró muy solido al resto, sin regalar bolas y obteniendo finalmente el break. El español hizo valer su saque hasta el final del set y se apuntó la primera manga para complicar aún más la hazaña al suizo.

El segundo set se antojaba fundamental para las opciones de Federer. El suizo salió inspirado, haciendo gala de su agresividad y colocándose con 2-0 y saque. Pese a disponer de ventajas para firmar el 3-0 y encarrilar el parcial, Nadal supo resistir y agarrarse, encontrando defensas imposibles que acabaron por forzar el error rival.

Rotura de Nadal y una vez más el partido igualado. Con 4-4 y 40-0, se produjo el momento de inflexión del partido. Federer falló más de la cuenta, incapaz de conectar ganadores con su saque debido al viento. Nadal se inventó una defensa increíble, apretó el puño y se sentó en el banquillo para sacar para set y, casi para partido.

Con el segundo set en el bolsillo, Federer acabó por bajar los brazos. Nadie ha sido capaz de remontar dos sets a cero a Rafa en tierra, y el tenista de 37 años era consciente. Frustrado por las condiciones y la solidez incansable del español, que creció en confianza tras el segundo set, el tercer parcial fue tan solo un trámite. Tras una gira de tierra notable y un torneo espectacular, Roger se despidió tras cuajar un gran partido cuyo marcador podría haber variado de no haber desperdiciado ciertas ventajas en puntos decisivos.

Por su parte, el once veces campeón levantó los brazos al cielo encapotado de París y aseguró una nueva final, en la que buscará su 18º entorchado de Grand Slam. 

Hace click para comentar

Enviar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

2012-2019 Todo Sobre Tenis - Todos los derechos reservados.