Conectate con nosotros

Master de Londres

Medvedev se consagra como maestro en Londres

El ruso levantó el título en las ATP Finals tras remontar a Thiem en tres mangas.

Foto: ATP

Daniil Medvedev se proclamó campeón en las ATP Finals tras derrotar a Dominic Thiem por 4-6, 7-6(2) y 6-4 en 2 horas y 42 minutos de juego. El ruso se convierte en el primer jugador capaz de vencer a los tres mejores raquetas del mundo (Djokovic, Nadal y Thiem) en la Copa de Maestros.

A diferencia de lo mostrado durante todo el torneo, Medvedev adoptó una actitud más agresiva, principalmente en los juegos al saque. El ruso apostaba por sacar abierto y caminar hacia la red a cerrar el punto. Era consciente que ante Thiem, debía tomar la iniciativa para no permitir que el austriaco tomara siempre la iniciativa en los intercambios con su potente golpeo.

El número 3 del mundo, que superó algunas dificultades con su saque, supo aprovechar su única oportunidad al resto en el quinto juego para abrir brecha y marcar la diferencia en un set igualadísimo, que terminó cayendo en el casillero de Thiem.

Al igual que en semifinales, el ruso debía remontar un set en contra si quería obtener la victoria. Daniil hizo alarde, una vez más de su impresionante fortaleza mental para sobreponerse a situaciones complicadas. Como muestra de ello, salvó de forma heroica la bola de break con 3-3 tras subir con segundo saque y conectar luna volea inverosímil que forzó el error en el passing shot de Thiem. Tuvo que afrontar una segunda bola de rotura, solventada con un ace.

Tras mantener su saque con dificultad, Medvedev acechó al resto pero Thiem no dudo en atacar con su derecha para forzar el error. Con ambos aspirantes incapaces de romper el saque rival, el tie-break dictaría sentencia. Medvedev mostró un nivel inmaculado cuando más lo necesitaba, levantando el 2-0 inicial de Thiem para encadenar siete puntos seguidos.

Entonces el rostro del número 3 del mundo comenzó a arrugarse. Las miradas a su entrenador, Nicolás Massú, fueron cada vez más recurrentes. El ruso era capaz de llevar al límite en los intercambios a Thiem, que tras cada punto veía como el muro del número 4 del mundo se hacía un poco más alto. Tras cinco bolas de rotura en la tercera manga, Medvedev obtuvo su premio tras una volea ganadora en el quinto juego.

Medvedev cubría todos los huecos de la pista y desesperaba a Thiem, que no desfallecía ni se cansaba de tirar y buscar el ganador, con los consiguientes errores que conlleva esa táctica arriesgada. A diferencia del austriaco, el tenista de Moscú apenas sufría con su saque, jugando rápido y atacando la red con gran acierto siempre que se le presentaba una pelota corta. El ruso ganó 28 de los 37 puntos en los que se acercó a la cinta.

El tenista de 24 años mantuvo su rotura de ventaja con firmeza, incluso cuando sacó para ganar, demostrando una seguridad y frialdad sorprendente para cualquier competidor, pero más para alguien que disputaba su primera final en el 02 Arena y que en ningún momento dudó de sus posibilidades, ni cuando estuvo al borde de la derrota ni cuando acariciaba el título con las manos.

De nuevo, Thiem se quedó a las puertas del título por segundo año consecutivo, pero a diferencia del pasado, termina el curso tenístico con el US Open en sus vitrinas, además de la final del Open de Australia, demostrando que su tenis no para de crecer. Medvedev se proclamó ‘Maestro’ en la última cita tenística del año, y lo celebró sin aspavientos, sin efusividad, como aquel que sabe que no será la última vez que va a reinar.

Seguinos

porsiteloperdiste

2012-2020 Todo Sobre Tenis - Todos los derechos reservados.