Conectate con nosotros

Miami

El Masters de Miami, en su búsqueda de volver a ser lo que fue

El ATP de Miami se encuentra en necesidad de una profunda reinvención para mantener su lugar de privilegio dentro del circuito.

El Miami Open, uno de los torneos más importantes del mundo del tenis, tendrá su última edición en el mítico Key Biscayne en 2018, para pasar a disputarse en el estadio de los Dolphins, de la NFL. La movida no es casualidad, sino que responde a la búsqueda de garantizar la plaza de Master 1000 que tiene desde 1987 en un ambiente muy competitivo y con varias ciudades de distintas partes del globo dispuestas a tomar su lugar.

El Abierto de Miami sigue siendo, año a año, uno de los eventos más esperados del circuito. Alberga a los mejores jugadores del planeta y a más de 300 mil espectadores, pero su prestigio ha decaído frente al avance de Masters 1000 como Shangai o Indian Wells y sigue sin tener la tradición de otros como Roma, Montecarlo o Cincinnati.

Uno de los motivos es la imposibilidad de expansión de las facilidades del Crandon Park debido a que los antiguos propietarios bloquearon la posibilidad de construcción en el sitio, el cual es además parte de la zona de parques del partido de Miami-Dade. Esto frustró sus posibilidades de crecimiento, en un complejo que alguna vez fue inmenso pero que hoy se ha quedado estancado y chico, obstaculizando la obtención de mayores ganancias y poniendo así en peligro su permanencia.

IMG, dueño del torneo, ha decidido entonces moverse en función de asegurar su lugar como uno de los torneos líderes por fuera de los cuatro grandes, con rumores de ciudades de China y de Sudamérica agazapadas esperando la oportunidad de arrebatarle esa plaza. Y el lugar elegido ha sido el Hard Rock Stadium, sede de los Miami Dolphins de la NFL. Su dueño, Stephen Ross, ya aseguró que invertirá 53 millones de dólares para la creación de canchas, estacionamientos y otros espacios aledaños al estadio.

En un momento en el que la ATP, con nuevas reglas, parece querer dejar un poco el tradicionalismo de lado en pos de mejorar el espectáculo, el Miami Open sigue el mismo camino, abandonando el legendario Key Biscayne para mudarse a un estadio de NFL y buscar volver a ser ese torneo que fue considerado por mucho tiempo “el quinto Grand Slam”.

Redactor de Todo Sobre Tenis. 29 años. Licenciado en Comunicación en UBA y periodista en DeporTea. Buenos Aires, Argentina.

Advertisement