Conectate con nosotros

Wimbledon

Federer liquida a Nadal y se cita con Djokovic en Wimbledon

El ocho veces campeón superó al español desplegando un tenis excelso en su superficie favorita

Foto: Eurosport

Roger Federer derrotó a Rafael Nadal por 7-6 (3), 1-6, 6-3 y 6-4 para acceder a una nueva final en Wimbledon tras 3 horas y 2 minutos de batalla. A sus casi 38 años, el suizo hizo valer su juego de ataque y supo sufrir en los momentos claves para derrotar a su máximo rival.

El clásico comenzó con tremenda autoridad al servicio por parte de ambos. Muchos primeros saques y pocos intercambios escribían el guión en los primeros juegos. El suizo, comenzó jugando agresivo buscando el tiro ganador. Nadal, que durante el torneo ha mostrado un nivel excepcional al saque, empezó a jugar al ritmo del suizo:  pocos tiros planos y directos para ganar el punto, sin liftar tanto la bola ni madurar los puntos.

Hubo que esperar hasta el octavo juego para ver la primer opción de break. Tras un largo intercambio, el español forzó el error del suizo para salvar la primera situación de peligro. La igualdad de la primera manga se decidiría en el tie-break, donde Nadal se puso 3-2 y saque. El número 3 del mundo reaccionó, restando profundo y atacando la bola para cerrar en la red. Cinco puntos consecutivos para apuntarse el primer parcial.

Ya en la continuación, el español comenzó a exigir más al suizo. Poniendo más bolas dentro al resto y alargando los intercambios, se procuró las dos primeras opciones de rotura, que Federer salvó en la red. Las sensaciones estaban a favor del de Basilea, que restó increíble para ponerse 15-40 con el saque de Nadal. Al límite, el español conservó su saque y rompió en blanco en el siguiente juego. El ocho veces campeón, totalmente desconectado, cedió los siguientes juegos para recibir un 6-1 en contra.

Ya en el tercer parcial Federer volvió a conectarse. De nuevo sus piernas comenzaron a activarse y sus golpes a fluir. Esta subida de intensidad la pagó Nadal, que cedió su saque. 3-1 y servicio clave para consolidar la ventaja. No sería fácil. El dos veces campeón en Londres dispuso de hasta tres bolas de rotura, que el número 3 salvó con el guión menos esperado: jugando puntos largos y forzando el error de Nadal. Federer consolidó y cogió alas para no volver a sufrir al servicio el resto del set, donde se impuso por 6-3.

Federer aprovecho la inercia ganadora para seguir presionando a Nadal, que no podía contener la agresividad y el acierto de un Federer que golpeaba metido en la línea de fondo. Break tempranero para el ocho veces campeón, que al contrario de lo que ocurría al principio de su rivalidad con Nadal, fue capaz de convertir los puntos importantes a su favor. Desde que se produjo la rotura el partido empezó a tomar tintes épicos.

Federer sacaba sus servicios adelante con cierta comodidad mientras el español sufría con su servicio. Con 5-3 arriba, el suizo dispuso de dos bolas de partido, neutralizadas con dos grandes servicios del español. El 20 veces campeón de Grand Slam, que se visualizó ganador, debía servir para reservar una plaza en la final.

La tensión era palpable en la Pista Central, más aún cuando Nadal consiguió ponerse 30-40, pero terminó fallando desde el fondo. Pero si algo caracteriza al español es nunca darse por vencido, salvando dos bolas de partido. Finalmente, a Federer no le tembló el pulso y consiguió cerrar el enfrentamiento número 40 de esta histórica rivalidad a su favor.

El suizo buscará seguir rompiendo récords en la final del domingo. Luchará por levantar su 9º Wimbledon y el título 21 de Grand Slam ante un rival que le ha derrotado en dos finales en la hierba de Londres (2014, 2015).

Hace click para comentar

Enviar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Seguinos

2012-2019 Todo Sobre Tenis - Todos los derechos reservados.