Conectate con nosotros

Y algo más

Djokovic volvió al frontón donde dio sus primeros pasos como tenista

image-2016-10-06

Foto: Facebook

La frase hecha dice que siempre se vuelve al primer amor, sea cual sea. Para Novak Djokovic, su primer amor fue un enorme frontón en un club ubicado en las montañas de Kopaonik, en su país natal, donde se pasaba horas y horas jugando cuando era chico. Allí regresó y se encargó de transmitir todo mediante Facebook Live: “Es bonito ver que el muro sigue en pie, aquí fue donde di mis primeros raquetazos en el tenis, pero también era donde comíamos y bebíamos en familia en medio de un entorno natural increíble. Este muro sobrevivió a las bombas y a numerosos ataques”.

La historia tiene su parte dramática. Es probable que el espíritu y temple guerrero de Nole en las canchas haya sido fruto de su crianza en este lugar: “Nos despertábamos dos o tres veces cada noche por los bombardeos. Vivíamos en el sótano de la casa de mi abuelo, junto a mis padres, mis tíos y mis hermanos. En ese momento yo no iba a la escuela, y aprovechaba para jugar al tenis por las mañanas, cuando no bombardeaban”,

image-2016-10-06-2

Foto: Facebook

Djokovic no visitó el muro solo. A su lado estuvieron su mujer Jelena y sus hermanos menores, Marko y Djordje: “Había pensado visitar el club de tenis donde mis dos hermanos y mi familia estuvieron mucho tiempo practicando en estas pistas. La última vez que estuve aquí fue en 1998. Mi hermano Djordje jugó conmigo aquí”. También jugaba con su compatriota Ana Ivanovic y era entrenado por Jelena Gencic, fallecida hace tres años. 

Para finalizar, le dejó una recomendación a cualquiera que necesite practicar: “El mejor compañero que puedes tener para entrenar es un muro. Creánme, nunca lo olviden”. Parece que a Nole realmente le sirvió.

Por Ignacio Sánchez (@NachoSanchez100)

Seguinos

porsiteloperdiste

2012-2020 Todo Sobre Tenis - Todos los derechos reservados.