Conectate con nosotros

Australian Open

Djokovic aniquila a Pouille para citarse con Nadal

El número 1 solo necesitó 83 minutos para avanzar a la final tras una exhibición de suficiencia

Foto: Reuters

Novak Djokovic vapuleó a Lucas Pouille en la segunda semifinal del Open de Australia, al derrotarle por 6-0, 6-2 y 6-2 en tan solo 1 hora y 23 minutos en los que el serbio se hizo dueño de la pista de principio a fin.

Si en la jornada anterior Rafael Nadal no dio opción a Stefanos Tsitsipas, el número 1 del mundo no quiso ser menos. Con un día menos de descanso de cara a la final, Djokovic sabía que cada minuto más de desgaste en pista jugaría en su contra. El serbio marcó la pauta desde el principio. Concentrado, sin regalar ningún error al francés, el seis veces campeón empezó el partido igual que Nadal terminó el suyo: endosando un 6-0 a su rival. 

El francés, que en otros tiempos habría perdido la paciencia, no dio muestras de desesperación y puso todo de su parte hasta sumar su primer juego en el segundo set. El pupilo de Mauresmo intentó plantar cara al serbio desde el fondo de la pista, pero Djokovic siempre contaba con una marcha más para desbordar a su rival. Restos profundos, ángulos, contrapiés y derechas paralelas desarbolaron al francés, que no encontraba la forma de ganar puntos.

Su tímido porcentaje de primeros servicios (54%) permitían al serbio restar a su antojo y empezar a dirigir los puntos desde el resto. 24 golpes ganadores y tan solo 5 errores no forzados contemplaban los números de Djokovic, que cerró el pase a su séptima final del Open de Australia sin aspavientos ni celebraciones, sino con la sensación del deber cumplido y de haber firmado una actuación aún más dominante que la de su rival en la final.

Atrás quedaron los partidos ante Shapovalov y Medvedev, en los que Nole necesitó de cuatro mangas para avanzar, sin mostrar su mejor nivel. Djokovic firmó la actuación soñada y demostró que es un jugador casi sin fisuras en pista dura. En el estadio que más Grand Slams le ha visto levantar, el número 1 no sabe lo que es perder una final.

Será su tercera final consecutiva en un grande, la 24ª de su carrera, en la que tratará de sumar su 15º grande. En frente tendrá a Rafael Nadal, al que domina 27-25 en el cara a cara y con el que empata a dos en finales de Grand Slam sobre pista dura. Sin embargo, el serbio se ha impuesto en los últimos siete enfrentamientos en pista dura ante el español sin haber cedido ningún set. El domingo, el número 1 y el número 2 batallarán por seguir escribiendo la historia en Melbourne.

Seguinos

porsiteloperdiste

2012-2020 Todo Sobre Tenis - Todos los derechos reservados.