FOTO: Getty

Grigor Dimitrov finalizó la temporada con el mejor regalo que las fiestas de fin de año le pueden otorgar a un tenista. El búlgaro se coronó en el ATP World Tour Finals de Londres, luego de vencer a David Goffin por 7-5 4-6 6-3, y durante la ceremonia de premiación en el O2 Arena, expresó: “Es el trofeo más importante de mi carrera”.

FOTO: AP

Con el premio en las manos, Dimitrov, quien a partir de mañana ocupará el número tres del ranking de la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP), se dirigió a los espectadores, destacó sus emociones y agradeció a las personas que lo ayudaron a lo largo del 2017: “Me siento increíble ahora mismo y sólo puedo dar gracias a mis entrenadores y a mi familia por haberme acompañado durante este año que ha sido tan especial para todos. También expando mis agradecimientos a los involucrados en la organización de este fabuloso torneo y a quienes asistieron a cada partido, esta semana fue increíble”.

Terminó su discurso con elegíos hacia Goffin, su rival en la final, y su equipo: “David es una persona extraordinaria. Felicitaciones para él y para su grupo de trabajo. Es uno de los jugadores que más ha mejorado durante el año y para mí ha sido un honor compartir este momento con él en la final y estoy seguro que compartiremos entrenamientos durante la pretemporada”.

El nacido en Haskovo disputó 23 certámenes en 2017. Resultó el vencedor en cuatro de ellos: Los ATP’S 250 de Brisbane y Sofía, el Masters 1000 de Cincinnati y el ATP Finals de Londres. Consiguió un récord de 49 triunfos y 19 derrotas, y concluyó, por primera vez, en el Top-3, detrás de Rafael Nadal (N 1°) Y Roger Federer (N 2°).

COMPARTIR

SIN COMENTARIOS