Conectate con nosotros

Curiosidades

El costo real de ser un tenista profesional

Sam Groth dio a conocer los detalles de la tensión financiera con la que tuvo que lidiar en su carrera.

Foto: ATP

Para ganar dinero siendo un tenista profesional, primero hay que tener dinero. Y en cantidad. El jugador que quiera insertarse dentro del circuito deberá invertir a partir de los 160 mil dólares anuales para desarrollar su carrera y cubrir todos los gastos, incluyendo pasajes, alojamiento, indumentaria, entrenadores y equipamiento. No obstante, el 95% de los que lo intentan jamás ganan premios como para poder recuperar dicha inversión, y en su mayoría, se resignan.

El tenista australiano Sam Groth ha dado una idea de la tensión financiera que afrontan los jugadores en el circuito profesional, y no es para nada bonito. Quien se encuentra disputando el último Grand Slam de su carrera ha revelado que la vida como profesional del tenis no es tan glamorosa como parece, y que el costo mayor para financiarse así mismo rondaba entre los $250,000 y $ 315,000 al año.

“Los gastos son enormes. A veces piensas en cómo demonios puedes pagarle la factura de tu entrenador al final de la semana si no ganas el próximo partido”, sentenciaba el jugador de 30 años al podcast The Howie Games, donde afirmó que también debía cubrir los gastos en pasajes, hoteles y comida para su prometida y su coach cuando viajan con él. Todo esto, sin siquiera tener en cuenta las bonificaciones y facturas médicas.

El tenis es injusto para aquellos casos cuya pasión por dicho deporte se ve limitada a falta de los recursos económicos que le permitan llegar al Top 100 del escalafón mundial. Mientras otros sólo se limitan a contar sus millones dejando en claro que el tenis poco les importa… “Son muchachos que sólo pueden soñar con lo que yo tengo a esta edad. A fin de cuentas, mientras ellos imaginan su casa o su coche soñado, yo voy a comprarlos”, declaraba Bernard Tomic tras haber sido eliminado de Wimbledon el año pasado. Uno de los tantos gestos antideportivos del tenista de 25 años que en su corta carrera ha logrado ganar más de cinco millones de dólares. Y sin haber podido superar la quali del Australian Open, declaró recientemente a la prensa: “Todo lo que hago es contar mi dinero. Cuento mis millones. Ve y haz lo que yo hago, a ver si puedes… Chau, chau”.

No todos aquellos que se suman a la travesía de vivir del tenis corren con la misma suerte que el número 142° del ranking. En el mayor de los casos, aquellos soñadores se identifican con Groth y con todos aquellos que a falta de sponsors tienen que remar contramarea para poder cumplir sus objetivos de pisar fuerte dentro del circuito. A fin de cuentas, vivir del tenis es el sueño de muchos jóvenes deportistas en todo el mundo, pero el privilegio de unos pocos.

 

Redactora de Todo Sobre Tenis. 24 años. Periodista deportiva y estudiante de Comunicación social en UADE. Buenos Aires, Argentina.

Advertisement