Pocos jugadores dentro del circuito de la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP) tienen el privilegio de finalizar una temporada dentro de las mejores 50 raquetas del mundo, pero aún más acotada es la lista de aquellos que logran hacerlo tanto en singles como en dobles. En el 2017, cinco fueron los tenistas que se destacaron en ambas especialidades: Los norteamericanos Ryan Harrison y Jack Sock, los españoles Pablo Carreño Busta y Feliciano Lopez, y el uruguayo Pablo Cuevas.

FOTO: Getty

De los nombrados anteriormente, Sock es quien posee la mejor ubicación en la clasificación individual. Su fabuloso comienzo de año, alzó los títulos en los ATP’S 250 de Auckland, Nueva Zelanda, y el Delray Beach Open, Estados Unidos, que le permitieron avanzar en el escalafón, pasó de la posición 23° a la 18°, se vio coronado con un cierra de temporada inmejorable tras conquistar, de manera sorpresiva, el Masters 1000 de París, que le otorgó el último boleto al ATP World Tour Finals de Londres, en donde fue derrotado por Grigor Dimitrov, futuro campeón, en semifinales. Esos resultados le posibilitaron finalizar, por primera vez en su carrera, dentro del Top-10, y ser el octavo tenista del planeta. Mientras que en dobles, a pesar de no haber podido levantar ningún trofeo, tuvo actuaciones destacadas: final en el Masters 1000 de Miami, junto a Nicholas Monroe; semifinal en el Masters 1000 de Madrid, junto a Nick Kyrgios, y final en el ATP 500 de Beijing, junto a John Isner; y concluyó número 39°.

FOTO: AP

Carreño Busta es otro debutante entre los primeros diez mejores del mundo. El título que consiguió en el ATP 250 de Estoril y haber alcanzado las rondas decisivas de diversos torneos (final en el ATP 500 de Río de Janeiro, semifinal del Masters 1000 de Indian Wells, cuartos de final en Roland Garros y la semifinal en el US Open) le concedieron la oportunidad de finalizar el año como el décimo del ranking ATP. En dobles también ganó solamente un evento, el ATP 500 de Río de Janeiro, junto a Cuevas, y trepó hasta la posición número 44°.

FOTO: Getty

A pesar de que después de Roland Garros encadenó nueve derrotas consecutivas en primeras rondas, Cuevas tuvo un buen desempeño al inicio del 2017. Triunfó en el ATP 250 de Sao Pablo y marcó su mejor rendimiento en los Masters 1000 luego de alcanzar los cuartos de final en Indian Wells y Montecarlo, y la semifinal en el Madrid Open. Para acabar la temporada, fue profeta en su tierra. Ganó en Challenger de Montevideo, Uruguay, y finalizó 32° en la clasificación. En la rama de dobles cosechó resultados más destacados. Logró cuatro trofeos: el ATP 500 de Río de Janeiro, junto a Carreño Busta; el Masters 1000 de Montecarlo, junto a Rohan Bopanna; el ATP 250 de Kitzbuhel, junto a Guillermo Duran, y ATP 500 de Viena, junto a Bopanna. Concluyó 21° en el escalafón.

FOTO: AP

A sus 36 años, Feliciano Lopez obtuvo el título más importante de su carrera como singlista, según sus propios palabras: “Es el momento más feliz de mi carrera”, le manifestó a la agencia de noticias EFE, luego de vencer a Marcin Cilic en la final. El ATP 500 de Queen’s se transformó en el sexto evento que logra el español, y el segundo de esa categoría, tras ganar el torneo de Viena en 2004. Además, fue subcampeón en el ATP 250 de Stuttgart, Alemania. Dichos resultados le permitieron finalizar en la posición 36° del ranking. Junto a Marc Lopez, otro relevante doblista, llegó al encuentro decisivo en el ATP 500 de Acapulco, en el Masters 1000 de Montecarlo y en el Abierto de los Estados Unidos, pero en ninguno pudieron alzar el trofeo. Terminó el año como el 24° del mundo en esa especialidad.

FOTO: Getty

El 2017 le otorgó a Ryan Harrison el primer galardón de su trayectoria. Venció a Nikoloz Basilashvili en el encuentro culmine del ATP 250 de Memphis y también fue finalista en el ATP 250 de Atlanta, donde cayó frente a su compatriota John Isner. Finalizó el circuito de singles en la ubicación 47°. En dobles sus actuaciones fueron más resonantes. Adquirió dos títulos junto a Michael Venus: Roland Garros y el ATP 250 de Estoril. Los cuales le permitieron participar a ambos en el ATP World Tour Finals de Londres, en donde perdió en semifinales. Además, fue subcampeón en el ATP 250 de Memphis, llegó a los cuartos de final en Wimbledon y a la semifinal del Masters 1000 de Cincinnati. Cerró la temporada como el 16° tenista en la clasificación de dobles.

COMPARTIR

SIN COMENTARIOS