La final de Río de Janeiro quedó definida luego de dos partidos completamente distintos. Por un lado, un encuentro en el que hubo un claro dominante, y otro en el que el vencedor tuvo que venir de atrás para lograr a remontada.

Foto: Getty Images

Dominic Thiem logró su primer final del año luego de vencer a Albert Ramos Viñolas en apenas una hora y 21 minutos y parciales de 6-1 y 6-4. El austríaco logró su revancha ante el español, ya que había perdido ante Ramos en su único enfrentamiento previo. Así, Thiem alcanzó la final en Brasil, donde el año pasado había perdido en la antesala frente a Guido Pella.

El número ocho del mundo logró ponerse set y break arriba en apenas una hora, y demostró su gran calidad ante un Ramos Viñolas que había mostrado cosas buenas durante el torneo. El austríaco se complicó el cierre de la segunda manga pero pudo reaccionar a tiempo para evitar que el partido se fuera a un tercer set.

Foto: Getty Images

Por otra parte, Pablo Carreño Busta tuvo que remontar para lograr su pase a la final. El español se encontraba set y break abajo ante Casper Ruud, un joven noruego de 18 años que puede ser otra de las caras del futuro del tenis. Carreño se impuso en tres sets con marcador final de 2-6, 7-5 y 6-0.

Pablo incluso salvó un match point en el segundo set cuando sacaba para igualar a cinco. Esto pareció haber desmoronado a Ruud, quien no volvió a ganar un juego en el resto del partido. Carreño demostró la garra y entrega que caracterizan al tenis español y cargó el encuentro de su lado después de haber sobrevivido a una inminente derrota.

Ambos tenistas se enfrentarán en lo que significa su primera final del año. Carreño buscará el primer título en un ATP 500, mientras que Thiem buscará sumar otra corona a sus vitrinas. Por lo mostrado el día de hoy, la final pinta para ser un partido de pronóstico reservado.

COMPARTIR

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta