Conectate con nosotros

Australian Open

10 cosas que no sabías del Australian Open

Foto: Australian Open

Un paisaje digno de elogiar (y envidiar). Un calor extremo (y agobiante). Los mejores tenistas del mundo. Todo eso y mucho más tendrá Melbourne durante el mes de enero, época en donde se transforma en el hogar del Australian Open. Pero no todo es belleza, calor y cracks. Existe un sinfín de hechos, anécdotas y nombres que forman parte de la historia del primer Grand Slam de la temporada, y desde Todo Sobre Tenis se lo vamos a mostrar.

1)- Primera vez: el Campeonato Abierto de Tenis de Australia se disputó por primera vez en 1905, bajo el nombre de “The Australasians Championship” y en Albert Park, Melbourne. Participaron 17 jugadores y el campeón fue el local Rodney Heath. 5 mil personas fueron testigos de la primera consagración.

2)- Extranjeros y mujeres: recién en 1928 se permitió la presencia de jugadores de otra nacionalidad. Jean Borotra, uno de los “mosqueteros” franceses, no sólo hizo acto de presencia sino que se quedó con el título en esa oportunidad. La primera edición femenina fue en 1922 y resultó vencedora la local Margarita Molesworth.

3)- Sedes: en total, se disputó en siete ciudades a lo largo de su historia, cinco de Australia (Melbourne, Sydney, Adelaida, Brisbane y Perth) y dos de Nueva Zelanda (Christchurch en 1906 y Hastings en 1912). Desde 1988 su casa es la misma: el Melbourne Park.

4)- Los más ganadores: Roy Emerson y Novak Djokovic comparten el primer puesto, habiendo alcanzado 6 títulos en total cada uno. El australiano lo hizo en 1961 y entre 1963-67 (también récord), mientras que el serbio lo logró en 2008, 2011-2013 y 2015-2016. Roger Federer tiene cinco victorias: 2004, 2006-2007, 2010 y 2017.

5)- El mismo, antes y después: el campeón más joven y el más longevo del Abierto de Australia es, curiosamente, el mismo tenista. Se trata de Ken Rosewall, quien en 1953 alzó el título con 18 años y dos meses, y en 1972 logró su cuarto trofeo en este certamen con 37 años y 8 meses.

6)- Los trofeos: todos sabemos quiénes son los jugadores que levantan las copas, pero pocos saben los nombres de éstas. El masculino se denomina “Norman Brookes Challenge Cup”, en honor al primer australiano en consagrarse en Wimbledon, mientras que el femenino es “Daphne Akhurst Memorial Cup”, homenaje a la cinco veces campeona del Abierto.

7)- La más extensa: la final del 2012 entre Novak Djokovic y Rafael Nadal es, hasta ahora, la más larga de la historia, no solo del Abierto de Australia, sino también de todos los Grand Slams. En aquella ocasión, el cotejo quedó en manos del serbio luego de 5 horas y 53 minutos, con un marcador de 5-7 6-4 6-2 6-7 7-5.

8)- El pasado, en verde: Australia tiene, como el US Open, la particularidad de que, en algún momento, se disputó sobre pasto. Esto sucedió cuando el torneo se trasladó al Kooyong Lawn Tennis Club, jugándose allí entre 1973 y 1986. Ante los problemas edilicios del club sumado al deterioro de la superficie, se instó a cambiar de sede, algo que sucedió en 1988.

9)- Dos en uno: Antes de que el torneo se dispute en el Melbourne Park, las fechas de la competición variaban dependiendo del clima o de otros eventos. Este certamen se desarrolló, por ejemplo, en enero, febrero, marzo y diciembre. Por eso, en 1977 se dio un hecho inédito: se jugó dos veces. En enero resultó campeón Roscoe Tanner y en diciembre Vitas Gerulaitis.

10)- Techos para todos: Australia fue el primer Grand Slam en poner a disposición tres pistas con techo retráctil para condiciones extremas de juego, tanto la lluvia como el calor. La “Rod Laver Arena”, la principal cancha, lo posee desde su inauguración en 1988. Además, tanto la “Hisense Arena” como la “Margaret Court Arena” tienen esta ventaja.

Redactor en Todo sobre Tenis. Periodista deportivo. Tenis, MotoGP, fútbol. Radio, mucha radio. Córdoba, Argentina.

Advertisement